Desahucio de inquilinos

El principal problema que se encuentran los propietarios de viviendas en alquiler es que existe una gran indefensión en caso de impago porque la ley española de arrendamientos urbanos (LAU) y el sistema jurídico en general otorga una gran protección al inquilino, y los procesos judiciales para el desahucio de inquilinos, a pesar de los múltiples y poco exitosos intentos de los legisladores para agilizarlos, son largos y costosos.

Por eso es muy importante saber cómo elegir a un inquilino para su vivienda en alquiler y contar con un sistema de gestión encaminado a evitar este tipo de problemas.

Nuestro sistema consigue eliminar estos riesgos derivados del arrendamiento.

Sin embargo, a menudo nos encontramos con propietarios que ya están inmersos en un proceso de desahucio o que tienen que iniciarlo y no saben cómo hacerlo o por dónde empezar, encontrándose además con unos honorarios y costes judiciales muy elevados.

Alquiler Global pone a disposición de los propietarios un servicio jurídico especializado en arrendamientos y en la recuperación judicial de fincas (desahucios), orientado a recuperar la vivivenda y poder volver a poner el inmueble en el mercado en el menor plazo posible, esta vez de un modo seguro, sin problemas, con la posibilidad de garantizar sus rentas y sin tener que volver a asumir los elevados costes derivados del procedimiento judicial.

Nuestro servicio se ofrece con un importante descuento, para aquellos propietarios que una vez resuelto su problema con el inquilino, se comprometan a encargar a Alquiler Global la gestión de un nuevo alquiler desde el inicio, con un sistema rodeado de seguridad, seleccionando inquilinos solventes y redactando un contrato que preserve las mayores garantías al propietario, evitando problemas futuros y garantizando el cobro regular de la renta de alquiler.

Si tiene problemas con su vivienda y está interesado en nuestro servicio de recuperación judicial de fincas, escríbanos explicándonos su caso.